Los humanos llegaron a América del Norte antes de lo que se pensaba, según huellas fósiles

Los humanos llegaron a América del Norte antes de lo que se pensaba, según huellas fósiles


Por Staff Lo de Hoy el 23/09/2021 - 19:25

Durante mucho tiempo se pensó que la gente ha venido a Norteamérica en general, que el puente de tierra que unió los dos continentes al mismo tiempo desde Asia a través de Beringia, unos 13.000 a 16.000 años antes del final de la Edad de Hielo, pero recientes hallazgos sugieren que los humanos estuvieron antes en América del Norte.

A través de estudios en las huellas humanas fósiles en Nuevo México dicen que tienen la primera evidencia clara de que los humanos existieron en América del Norte hace 23.000 años.

De acuerdo con Matthew Bennett, profesor y experto en huellas antiguas de la Universidad de Bournemouth, destacó que, “la población de los Estados Unidos ha sido muy controvertida durante muchos años y muchos arqueólogos. Tienen ideas con un celo casi religioso”.

Te puede interesar: Se acerca a la Tierra el asteroide "potencialmente peligroso" Apolo 2021 NY1


“Uno de los problemas es que hay muy pocos puntos de datos”. Añadió.

Por otro lado, Bennett y sus colegas protegieron 61 huellas con capas de datación por radiocarbono por encima y debajo de semillas de plantas acuáticas, impresiones halladas en la cuenta de Thularosa Parque Nacional White Sand.

Asimismo, destacó que la hora y ubicación de las impresiones en el suroeste de América del Norte deben haber estado en el continente antes de lo que los humanos pensaban, los rastreadores jóvenes y niños vivían en Nuevo México en el apogeo de la última edad de hielo.

Cabe resaltar que, hace 19.000 y 26.000 años, dos enormes capas de hielo cubrían los tercios norte del continente, llegando a Nueva York en el sur, Cincinnati y Des Moines, lowa, donde la nieve y la baja temperatura hubieran hecho imposible un viaje entre Asia y Alaska, lo que indicaría que quienes dejaron las huellas llegaron mucho antes.

“Este es el primer sitio despejado y un excelente punto de datos que ubica a la gente del suroeste de los Estados Unidos alrededor del máximo del último glaciar”, indicó Bennett.

“Esto es importante porque le permite ver los sitios más antiguos, los sitios más controvertidos, bajo una luz diferente”.

Te puede interesar: Este año agujero de ozono supera la extensión de la Antártida


En cuanto al sitio Cueva Sikkuhoit en Zakatokas, en el centro de México, se encontraron herramientas de piedra escamosa hechas por el hombre hace 30.000 años.

Mientras que, David Russel, geólogo, trabajó las huellas de humanos y animales en la Cuenca de Tularosa, por ocho años, Bennett y su equipo dijeron que las fechas de las pistas eran “muy definidas”.

“Además, estas fechas provienen de las capas de semillas por encima y por debajo de la superficie del camino, lo que completa el evento de formación del camino. No se puede escuchar un escenario mejor”, dijo Russell, quien no participó en el estudio.

Sin embargo, sí destacó que es desconcertante que no se hayan encontrado artefactos como herramientas de piedra.

 “Dice que estas pistas fueron antes de lo esperado en Nuevo México. Se despierta un gran interés en la literatura. Sin embargo, debemos tener cuidado e investigar más antes de comenzar a hacer mucho. Un apretón de manos”, dijo Russell.

Por otro lado, es probable que se hayan dejado huellas en un terreno blando en el borde del humedal, donde el viento quizá arrojó polvo a la superficie y se filtró hacia los ejes, destacó Bennett.

Asimismo, los cazadores que hicieron más de 10,000 pasos al día, indicaron que al menos algunos de las huellas en el registro fósil habrían sobrevivido, pues cuentan con una historia de cómo era la vida en ese momento.

Te puede interesar: Descubren vasija estilo Chocholá en Yucatán


Se informó que el análisis de las dimensiones de las huellas fue realizado por niños de entre 9 y 14 años, entre otras huellas halladas están las de Mamut, pereza terrestre gigante, lobos malos y pájaros.

 “Una hipótesis para esto es la división del trabajo, en la que los adultos se involucran en un trabajo eficiente, mientras que los jóvenes reciben y transportan”, anotó el estudio.

“Los niños vienen con adolescentes y dejan una gran cantidad de huellas, preferiblemente registradas en el registro fósil”, concluyó.

*ARD