Refrendo ciudadano


Por Miguel Peláez el 10/06/2021 - 23:33

Las elecciones se realizaron sin mayores contratiempos. El ánimo ciudadano rebasó las expectativas electorales aun con los estragos de la pandemia. Más del 50% del padrón electoral salió a emitir el sufragio y a manifestar cómo queremos que nos gobiernen. Fue una muestra clara de lo que la gente está pensando sobre el actual gobierno federal.

Se hizo evidente la aprobación de la manera cómo está gobernando el Presidente de la República. El ala progresista se mantiene a pesar de toda la campaña que se emprendió durante estos dos años en contra de un proyecto que, ha quedado manifiesto, la mayoría aprueba. El resultado demuestra que la coalición de Morena-PT-Verde continuará con una mayoría legislativa que le permitirá aprobar temas que no requieren mayoría calificada, y para obtener mayoría calificada y modificar la constitución habrá que hacer acuerdos con las diferentes fuerzas políticas en la cámara y el senado. Por otro lado, hoy se tendrá mayoría en más de la mitad de los congresos locales que permitan realizar esas modificaciones constitucionales que impulse la 4T.

Así que contrario a los deseos del ala conservadora del país los cambios continuarán. Se refrendó la confianza en el Presidente de la República y en su manera de llevar las riendas del país. Aunque la 4T sufrió un duro revés en su principal bastión, la CDMX, en el resto del país se determinó que hay que seguir avanzando por el camino andado.

Todo ello a pesar de los errores cometidos por el INE, que no pudieron o no quisieron capacitar de manera adecuada a los funcionarios de casilla, y, en algunos casos documentados, éstos no asistieron y fueron sustituidos por quienes se encontraban formados en la fila, causa por la que abrieron tarde las mismas. Hay protestas en algunos estados del país, sin embargo, el resultado final se comenta inalterable.

En Morelos la 4T gana los 5 distritos federales, pero no así los distritos locales que de 12 ganaron 6 y una plurinominal, 7 diputados de 20. Primera mayoría, después el PAN con 4 diputados y el resto repartido entre PRI, PNA y MC. Y en los ayuntamientos Morena gana solo 7 de 33 y en coalición 5 más. Aun con ello es claro que los electores optaron por apoyar al Presidente de la República y votar de manera distinta.

Nuevamente, la sorpresa fue la capital del estado que a pesar del dinero y de ser el consentido del Gobernador, el candidato Argüelles no pudo llevarse el triunfo. El PAN regresa a gobernar la capital ante la falta de un verdadero candidato que represente a la izquierda. La imposición no funcionó porque la gente puso un alto y votó de manera diferente en lo local. Es claro que los errores se pagan y la manera de designar candidatos por parte de los dirigentes de Morena no fue bien vista por los ciudadanos que les imponen una derrota a quienes pensaron que podían hacer de las suyas.

La 4T sigue adelante por aprobación ciudadana y con ello las modificaciones legislativas que aún están pendientes podrán realizarse en la siguiente legislatura. La derrota de quienes le apostaron a un adefesio de coalición entre conservadores y neoconservadores no tuvo buen puerto, al final el costo es su derrota.

El triunfo de Morena es por la aprobación presidencial, a pesar de los desaciertos de la dirigencia nacional. Los dirigentes están ante la gran oportunidad de reflexionar y recomponer el camino. Es necesario modificar la manera de tomar decisiones, el pueblo es sabio tal como lo menciona AMLO sin equivocarse, así que es momento de detener la marcha y cambiar lo que sea necesario, ser humilde y tener capacidad de análisis del mensaje ciudadano. Este proyecto no acaba en 3 años, se requieren 6 años más para consolidarlo y para ello es necesario que los grupos enquistados en Morena le bajen tres rayitas a su ambición y permitan que sea el ciudadano el que les otorgue el aval para abanderar un proyecto noble, que necesita honestidad, sabiduría y mucha humildad.

*IR