Agro diesel


Por Miguel Arcadio Cruz el 06/05/2021 - 06:02

El agro diésel (combustible) es un líquido que se obtiene a partir de lípidos naturales como aceites vegetales o grasas animales, con o sin uso previo, mediante procesos industriales de esterificación y que se aplica en la preparación de sustitutos totales o parciales del petro diésel o gasóleo obtenido del petróleo (Wikipedia).

Hoy estaremos hablando de este elemento, en virtud de los efectos del cambio climático en el mundo y por ende en la población toda, ellos son: el calentamiento global que multiplica los fenómenos climáticos extremos como inundaciones y sequías, olas de calor y de frío, agravando los procesos de desertificación y erosión y supone una pérdida generalizada  de la biodiversidad.

Vemos que los glaciares se están derritiendo, el nivel del mar aumenta, las selvas se están secando y la fauna  lucha para sobrevivir. Somos los humanos quienes hemos causado la mayor parte del calentamiento del siglo pasado y lo que va de éste,  mediante la emisión de gases que retienen el calor, siendo los de invernadero los que más afectan. Es a través de la combustión de combustibles fósiles y otras emisiones que los humanos están aumentando el efecto invernadero y calentando la Tierra.

Éste fenómeno estimuló a los gobiernos de los  países más desarrollados a establecer políticas de estado para combatirlo, lo que se formalizó en México en el año 2014, estableciéndose  un marco institucional que contemplaba la incorporación de energías limpias y renovables en la matriz energética nacional, así como el reemplazo de combustibles fósiles. A mayor abundamiento, la Ley de Transición Energética, estableció que para el año 2018, el 25% de la generación eléctrica debería provenir de energías limpias, y para el año 2021 el 30% y para el año 2024 el 35%.

Pues bien, para alcanzar estos objetivos, tendríamos que superar las barreras que limitan el aprovechamiento de las fuentes de energía renovable, estableciendo diversas iniciativas encaminadas a fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas del país para atender bien las necesidades. 

Pues bien, para alcanzar estos objetivos, tendríamos que superar las barreras que limitan el aprovechamiento de las fuentes de energía renovable, estableciendo diversas iniciativas encaminadas a fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas del país para atender bien las necesidades. 

Así las cosas, se dio el primer clúster de agrodiésel que diera inicio en el año 2016, buscando desarrollar, validar y asimilar tecnologías de vanguardia para la producción.

En ése entonces  se instalaron plantas de agrodiésel en algunos estados de la república, para la producción, almacenamiento y comercialización de este biocombustible, siendo un instrumento de ello,  el Plan de Cooperación Mesoamericana y el Programa de Cooperación México-Colombia a nivel regional,  produciendo materia prima, procesándola y utilizando el agrodiésel en el transporte público.

Como materia prima se cultivaron miles de hectáreas de jatropha curcas y de palma de aceite, además se establecieron cadenas productivas completas desde el cultivo de las plantaciones para la materia prima hasta la producción del agrodiésel y el uso del mismo.

Bajo este contexto, sin tomar en cuenta la consideración de la utilidad medioambiental que representó  todo ello, el gobierno mexicano construye en forma acelerada  la refinería de Dos Bocas, sin que se den a conocer los resultados de las necesarias investigaciones sobre posibles daños ambientales, instalación que requerirá de siete años para habilitarla según los estándares internacionales. Lo que atenta con los compromisos internacionales ya adquiridos y por supuesto yendo en contra sentido de las políticas públicas de países que ahora vienen mejorando e innovando la industria  para ser más bondadosos con la Tierra.

Qué opina usted?

*IR