Alertas vs “la trampa electorera” (PARTE III DE III)


Por Leonel Diaz Rogel el 03/05/2021 - 23:39

Mientras todo aquello se da, desde la más alta tribuna se engaña al pueblo, a los ciudadanos de a píe, al común denominador de la lucha diaria por el sustento honestamente obtenido, a los ejemplos vivos de mi raza de bronce, en donde lo importante sigue siendo la entrega cotidiana para con el esfuerzo formar y forjar a sus estirpes, mujeres y hombres activos y ajenos a toda la parafernalia cirquera de arlequines, magos, trapecistas, simuladoras maromeras, que engañando, robando y traicionando ocupan su tiempo, no obstante que digan o vociferen lo contrario.

Por si fuera poco, también ellas y ellos aparecen desde el púlpito del poder religioso, de sometimiento fanatizador, interviniendo y contaminando la arena electorera, con mensajes subliminales o abiertamente; otros desde el podio o estrado político inventando su propio mundo, simulando u ocultando los evidentes despilfarros, privilegios y lujos desbordados en bacanales y demás excesos en que se encuentra la definición de la vida de “exitosos politiquillos” y su “familia”, esa es la diferencia que debe contar y no otra, la única es la que existe entre una clase social de mexicanos comprometidos con la patria y los transas, corruptos, mafiosos, engaña tontos, chistositas, locos, desquiciados, huevones, holgazanes, vividores, mentirosos, tramposos, y demás fauna politiquera que con sus palabras a diarios nos pretenden someter, y con sus conductas acreditan ser lobos con piel de ovejas, sin que tengan razón mínima en sus dichos y menos cuando que la realidad los contradice. ¡¡¡Acaso pudiera ser que el 10% marca alguna excepción!.

Así de sencillo, la división es ésta, la de mexicanos perfilados como personas de bien, honestas y trabajadoras y la de los peores lacras, sanguijuelas que cual conquistadores de la Nueva España, a lo largo de la historia y hoy mismo, siguen succionando las arcas públicas, medrando con las necesidades del pueblo mexicano, urdiendo estrategias maquilladas, sometiendo al populo a sus aviesos fines, maquinando todo en aras de prevalecer en el poder, sin corregir el rumbo, aprovechándose de las crisis recurrentes y acumuladas por decenios y dividiendo la vox populi desde las entrañas de la sociedad como lo es la familia, esto, mediante lo que cada tres y seis años padecemos como la pandemia de la confrontación, el pleito constante, la lucha por el poder, la rebatinga de los espacios de elección mediante el ratón loco, embarazo de urnas y más conductas ilegales traducidas en lo que ya como carne de cañón, simples espectadores o presas fáciles de cazar nos involucran, y los “súper sabios” continuarán prefiriendo esa rapacería de ataques diarios, fundados o infundados, unas contra otros, valiéndoles nada la situación caótica del país entero, sin que atiendan el interés común, yendo contra las propuestas que se antojan de urgentes y sobre todo, viables a la solución de la cauda de problemas que nos aquejan, prefiriendo y dando lugar todos los espacios expuestos en el proceso a su “Trampa Electorera”.

*IR