Alertas vs “la trampa electorera” (PARTE II DE III)

Alertas vs “la trampa electorera” (Parte II de III)


Por Leonel Diaz Rogel el 20/04/2021 - 06:30

En los últimos días hemos sido testigos mudos de las trapacerías orquestadas y puestas en marcha desde el ejercicio de un poder autoritario, en el que las mezquindades, la soberbia putrefacta, la vulgaridad de la política y los quehaceres repudiados que fueron cometidos por actores del pasado han retornado corregidos y aumentados; el proceso legislativo ha sido vulnerado y violentado al por mayor, la diarrea legislativa está con todo vigor y a marchas forzadas se aprueban un día sí y otro también, las reformas con las que es evidente el miedo de la 4T a perder la mayoría en la cámara de diputados, de suerte tal que han sido entregadas a los caprichos del ejecutivo los principios de independencia, autonomía y legalidad, que constitucionalmente tiene que estar garantizada en toda actividad legislativa.

Del mismo autor: Alertas vs “la trampa electorera” (parte I)

Quienes tendrían que poner el ejemplo son los primeros que violentan la ley, trastocan el derecho y niegan la justicia para los mexicanos; ni los diputados, menos los senadores y ahora se suma el poder judicial, a esa perversa dinámica que se entiende como el peor retroceso de la vida Constitucional de México, en donde la Carta Magna se pisotea en aras de cumplir caprichos de un supuesto idealista aterrizado en los años setentas u ochentas, aprendiz de Echeverría o López Portillo, y quien para éstos tiempos nada tiene que hacer ante los cambios vigorosos, permanentes, constantes y de gran calado, en que se sustenta la novísima vida de las generaciones pensantes con miras de altura de frente al mundo entero; la realidad del país se traduce en farsa y un auténtico galimatías.

Son inequívocas las señales que marcan el rumbo de incertidumbre en lo que ésta por venir, grave para la ecología, flora y fauna, delicado para la economía, terrible para la salud y la educación, catastrófico para la tranquilidad la paz y la seguridad, de negro panorama para el desarrollo y crecimiento en la microeconomía nacional y de preocupación total para la vigencia de los Derechos Humanos: ¡caos total!

Lee también: ¡COVID=Tercera Ola!

La transformación del país no tiene dueño ni tiempos, esa la hacemos todos, a cada instante, en nuestras conductas, con la familia, en la sociedad, sin que tengamos que pedirle permiso a nadie, menos a los partidos ni a los políticos; aquellos se fueron por nefastos y corruptos, éstos pretenden eternizarse para hacerlo peor que sus antecesores, ya mostraron más de un botón, por doquier los errores, las pifias, la ausencia de timón y timonel, con un barco a la deriva que funciona mediante dádivas y sin estrategias, las pandemias desatadas, el proceso electoral amañado, la contaminación de la arena electorera a la vista, los árbitros electorales en duda, y la vida Constitucional hecha trizas, puesta a disposición de intereses contrarios a la patria, vulnerando la naturaleza de su existencia a contrario sensu de lo que dicho cuerpo de Ley Suprema impone a los gobernantes.  

 

*AL