¿Ya podremos regresar?


Por Samuel Islas el 16/04/2021 - 05:30

La presión internacional está generando nuevamente un movimiento interno a las decisiones de nuestras autoridades para regresar a las aulas, a las empresas, a los negocios, etcétera, pero en relación a esto, hasta ahora, ¿cómo se ha manejado la pandemia? Los niños, adolescentes y sobre todo los adultos (dependiendo de cada edad y contexto social), lo han estado preguntado frecuentemente porque han escuchado información sobre que ya todos debemos regresar a nuestras actividades en los espacios físicos laborales, de lo que por cierto hasta antes de semana santa del 2020, se cumplía un año de que hemos estado fuera de nuestra normalidad laboral y, que a pesar de todo nos hemos adaptado y aprendido a estar fuera de las instalaciones destinadas a los quehaceres  de productividad, como las empresas, aulas, negocios u oficinas.

Lee también: El chisme como forma de comunicación

Sin embargo, ¿en realidad estamos listos todos, todas y todes para regresar a  esos espacios de convivencia?, ¿qué vamos a hacer con las cosas que perdimos o cambiamos? y sobre todo ahora, ¿cómo vuelvo a perder mi espacio que llegué a adaptar y considerar como mío?

Para poder analizarlo, vamos a plantear una perspectiva de cómo serían los posibles escenarios de nuestro regreso, considerando que jamás volveremos a regresar a ser iguales; por ejemplo, para las actividades de oficinas se deberá mantener en cierta forma el Home Office (o Teletrabajo), esto se debe a que se consiguió que se lograran ahorros significativos en las empresas, principalmente en los servicios, como agua, luz, espacios, combustibles, gasolina, comedor, etc., además de liberar los espacios de tráfico; así se ha encontrado una manera de incrementar las ganancias de forma importante, sin embargo, tenemos una pérdida muy importante en cuanto a la convivencia y trato social al dejar de tratar y ver físicamente a los compañeros de manera regular, por lo que ahora deberemos reaprender a generar nuevos espacios de convivencia entre los compañeros de trabajo.

Te puede interesar: La Psicología y las redes sociales

Adicionalmente, al crear nuevas relaciones laborales con las tecnologías, se abrieron otras brechas generacionales entre los que usamos las nuevas tecnologías y los que no las usan, significando que el concepto de ignorancia tecnológica sea de una importancia mayúscula ya que las personas que no quieren convivir ahora con la nueva modalidad de una pantalla como medio de comunicación, tenderán a quedarse solos o aislados (as, es) ya que no podrán incorporarse o agregarse a la que hasta ahora podría ser la mejor manera de convivir considerando la situación que prevalecerá.

Además de lo anterior, las empresas también podrán reorganizar los equipos de trabajo para hacerlos más productivos y eliminar los espacios que estaban generando conflictos entre los compañeros.

En cuanto a lo que se refiere a los espacios de los negocios, también se han hecho cambios importantes ya que lo de hoy son los espacios virtuales que se incrementaron significativamente, de acuerdo a los datos proporcionados por los especialistas de los periódicos de El financiero y el economista, las ventas se incrementaron casi un 100% con respecto al 2019, y para este año la tendencia continua para mantenerse, de igual manera;  así la Asociación Mexicana de Ventas Online, menciona que el 39% de la población se ha incorporado a las compras en línea, y precisamente ante esta tendencia me parece que no se disminuirán esas cifras y por el contrario, se continuarán incrementando, además de que se iniciaran las ventas híbridas, esto significa que lo ves en un portal y sólo pasas a recoger en algún espacio o bien esperar el tan ansiado envío por correo.

Del mismo autor: ¿Qué necesitamos para ser felices?

Como hemos visto, todo esto se ha convertido en una transformación social y comercial, en la intimidad de las familias mexicanas y del mundo entero. Pero con respecto a los espacio en la educación, ¿qué va a suceder? simplemente ¿se volverán a presentar a tomar clases los niños, adolescentes y jóvenes? considero que la verdadera problemática para el retorno está allí ya que no se han considerado aspectos como que a los y las docentes no se les ha dado atención y/o capacitación para recuperar su estabilidad o atención por las pérdidas que han sufrido; con pérdidas no solo me refiero a las despedidas de seres amados cercanos o compañeros de trabajo, sino a la estabilidad psicoemocional que han padecido por la pandemia ¿acaso se volverán a poner nuevos estándares de aprendizaje? Ya que ahora los y las niñas estarán con un nivel de rezago educativo muy importante, ¿acaso ya están las estrategias para el regreso a clases? O será como cuando salieron de clase, así como se vaya presentando la problemática.

Respecto a este último punto, escribiremos la siguiente semana, ya que a las y los docentes se les debe ofrecer espacios de acompañamiento para este regreso a clases, nosotros los, las y les psicólogos estamos para apoyarles.

Me despido de ustedes recordándoles que la Salud Física en importante, pero la Salud Mental, Emocional, Psicológica y Organizacional también lo son, nos leemos en la próxima columna, Atentamente #TuPsicólogoDeCabecera #SamIslas.

 

*AL