El Rostro del Sayón

El Rostro del Sayón


Por Jesus Sedano el 08/04/2021 - 05:35

Mascarero artesano Eduardo Aguilar Rodríguez: el que le da vida al personaje 

Cultura y tradición; ritos y costumbres conforman las comunidades de los pueblos. El municipio de Tetela del Volcán mantiene viva la danza de los Sayones para Semana Santa.

El Rostro del Sayón

Conformado por vestimenta elaborado con tela de satín, flecos, figuras de imágenes religiosas. Su sombrero, con diversos colores de papel china; el pañuelo, una capa, el peto, las enagüillas y la máscara.

Lo de Hoy Morelos, hablamos con el mascarero artesano Eduardo Aguilar Rodríguez, del barrio de San Jerónimo en Tetela del Volcán. Su historia de vida comenzó contando, en mi familia no existía como tal un mascarero. Hasta ahora soy el único.

Lee también: 8 años de celebrar el Arte
 

Me inicié por necesidad, año con año participaba como Sayón en mi comunidad, durante las procesiones, como un acto de fe. En una ocasión mientras participaba perdió su máscara; entonces para el siguiente año no iba a tener este elemento importante para el personaje más importante y representativo de su pueblo. Continuo, sumado a esto sus otros dos hermanos iban a comenzar a participar como Sayones, a lo que tampoco tenían máscara.

Entonces decide investigar, preguntar con los mascareros del municipio sobre la elaboración. Enfatizó, ya tenía la curiosidad de aprender, por ello mi interés de hacerlo y sumando lo poco que le comentaron los artesanos, comenzó a elaborar su propia máscara, para entonces tenía 21 años de edad.

Un proceso largo y detallado, se elabora con piel de res (cuero). Primero uno debe tener la materia prima (el cuero). En una peletería adquiere el cuero. La técnica es cortar un trozo de cuero, se hace una plantilla con un cartón, sobre este molde se realiza el corte. Siguiente paso sumergir en agua el cuero, de preferencia en un bote. Ahí se deja por un rato, para suavizar el material.

Del mismo autor: Se instala CACREP

 

Se utiliza una horma que es extraída y tallada en madera; se puede utilizar cualquier trozo de madera que sea suave. Generalmente se utiliza la madera del árbol, conocido como colorín o zompantle. Ya sí uno, requiere que sea más resistente o durable, puede hacerlo con madera de aguacate, por esta zona abunda mucho este árbol.

 

El trozo de cuero se saca del agua, para colocarlo sobre el molde de madera. El cuero mojado es para tener mejor flexibilidad. Con ayuda de los dedos empieza a dar las características humanas, que uno deseé que llevará  la máscara. Es decir, los ojos, boca, cejas y nariz. Con algunas tachuelas o grapas se ayuda para ir dando forma a la circunferencia del rostro.

Deja secar por unos días, con el propósito de que, el cuero pierda un poco de flexibilidad y tenga la forma. Posteriormente se realizan los orificios para tener visibilidad, estos van en las cejas. Para después, realizar el pintado. Utiliza pintura a base de aceite, el color de piel en sus diferentes tonalidades (muy claro, claro, morena, morena clara).

La máscara es similar a un rostro humano, lleva patillas, cejas, pelo, bigote y barba pintado. Se considera como una artesanía.

Lo más leído: Figurillas de Semana Santa

Elabora estas piezas, exclusivamente para esta temporada de Semana Mayor en Tetela del Volcán. Para el Sayón que solo hace acto de presencia para estos días.

Generalmente durante todo el año tiene material para elaborar sus piezas; pero desde que descubrió los nuevos procesos que emplea, empieza en el mes de enero para dejar la máscara secar, reposar y ver su comportamiento. Sí las hace quince días antes, la piel aún esta muy humectada, muy flexible. Si él las vendiera así, se entiesan, se deforman con el sudor y se empieza a caer la pintura.

Por ello decidió dejarlas más tiempo, para que el cuero tome su forma rígida. Al año elabora diez máscaras, aunque es variable. En ocasiones a realizado por pedido hasta 25. El precio aproximadamente entre los 500 a 550 pesos, por ser un producto con mayor calidad.

Añadió, desde un principio me enfoqué en rescatar los moldes, las formas de las máscaras antiguas de hace 50 años, que son muy diferentes a las que vienen realizando los mascareros hoy en día.

Te puede interesar: Luz en tiempo de pandemia

Decidió irse más a lo auténtico, esto lo caracteriza entre los mascareros artesanos, utilizar la técnica a la antigua. Podemos conocer su trabajo por medio de la página de Facebook: Máscaras de Sayones

 

Como maestro artesano, siente orgullo al ver a un Sayón, portar en su rostro la máscara que elaboro. Agradece que prefieran su trabajo. Es una satisfacción el ver que su máscara se porte en esta tradición. Mencionó, los personajes principales que son los Reyes, el motocué han tenido preferencia de portar máscara elaboradas por él.

Por otro lado, también citó que la máscara de Sayón es utilizada para otra tradición que son los Huehuenches, para el día de Muertos, es lo que diferencia un Huehuenche de Tetela a otros lugares, es que porta una máscara de Sayón.

Ha participado en Encuentros de Maestros Mascareros a nivel Nacional. Su trayectoria, le permite tener años de aprendizaje. “Nadie me enseñó como tal, lo que me fueron comentando”, poco a poco encontré métodos. Hasta el día de hoy, ha mejorado mucho sus procesos. Ahora se considera artesano mascarero.

 

*AL