La problemática de la Educación en México


Por Tawny Nava García el 01/03/2021 - 05:55

En la actualidad, México vive una de sus experiencias educativas en la docencia, más complejas, ya que debe cumplir con los aprendizajes esperados en la Educación Básica (EB) o bien, con las competencias genéricas, disciplinares y profesionales (más otras) en la Educación Media Superior (EMS), todo ello a través  de clases a distancia, virtuales o en línea. Además, enfrenta el problema de la falta de conectividad en muchos rincones de cada Municipio y Estado a lo largo y ancho del País, por lo que el reto de cumplir con la encomienda magisterial nunca había sidotan compleja; no se recuerda una época donde hubiera tantos caminos sinuosos en el proceso de enseñanza - aprendizaje (E-A).

Cuando se trata de hablar de temas educativos, usualmente recurrimos a modelos exitosos de otros países para importarlos y adaptarlos a nuestro entorno, situación que no siempre brinda los mejores resultados. El Sistema Educativo Nacional (SEN) se encuentra hesitado, producto de la misma pandemia por Coronavirus, pero ¿dónde están las Maestras y Maestros (MyM) para sacar adelante al país?, ¿no tienen la capacidad las MyM de diseñar un modelo educativo propio?. Una característica sine qua non de las MyM de los distintos niveles educativos es señalar puntualmente el rezago escolar de las niñas, niños y jóvenes (NNJ) cuando llegan a su nivel educativo. Es una excusa habitual señalar la falta de conocimientos al nivel educativo inmediato anterior. Ante ello, ha de decirse que en la actualidad no existe en la Secretaría de Educación Pública una hoja de aprendizajes logrados y su porcentaje en la Educación Básica, o bien, en la EMS no existe un registro que determine en el perfil de egreso cual fue el logro de las competencias genéricas y sus atributos o bien de las disciplinares y qué decir de las profesionales. Debería existir un registro por parte de las Autoridades Educativas sobre el nivel de avance de cada aprendizaje esperado y documentarlo en una hoja "de historial académico", donde el discente lleve en su expediente cómo va en Español, Matemáticas, Ciencias, Artes, y en la actualidad en Habilidades Digitales; sí sabe usar Meet, Zoom, Classroom, entre otros. ¿Es factible una propuesta de esa naturaleza?, queda para la reflexión del magisterio nacional.

El que escribe estas líneas, siempre ha pensado que toda evaluación diagnóstica, en la disposición administrativa actual, es empezar de cero en cada ciclo escolar o en cada semestre, según el nivel educativo donde se desempeñan docentes y discentes. Una verdadera evaluación diagnóstica debería ser aplicada al finalizar el ciclo escolar y entregada en el receso vacacional de Julio a la Maestra o Maestro que tendrá a bien conducir los destinos de los alumnos en el ciclo próximo o bien, para cada periodo intersemestral en el caso de la EMS. Importante, de igual forma, sería que dicha evaluación reconociera las habilidades digitales alcanzadas por los estudiantes, toda vez que el uso de las TIC será sumamente necesario en lo sucesivo y no puede pasarnos dos veces que el SEN sea sorprendido por una pandemia o un desastre natural. Dicha información le permitiría realizar secuencias didácticas asertivas, a sabiendas de la problemática cognitiva que enfrenta cada NNJ. La gran pregunta es ¿por qué no hacerlo?, queda ahí la propuesta.

Los conceptos equidad o igualdad siempre han sido usados en distintos ámbitos y contextos. El tema educativo no ha sido la excepción. Pero ¿qué significan?, revisemos. Equidad significa darle a cada quién lo que le corresponde mientras que igualdad significa darle a todos lo mismo. Ante estas definiciones, ¿qué concepto es más práctico?, ¿equidad educativa? o ¿igualdad educativa?. Recuerden los preceptos constitucionales establecidos en el art. 3ro. de nuestra carta magna.

Las MyM jubilados darán la batalla, con argumentos legales para echar abajo la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al respecto de topar con 10 UMAs la pensión mensual de los mentores en retiro. Su lucha está asistida por la razón, la justicia y la honorabilidad de haber servido a NNJ dejando como legado generaciones de mujeres y hombres de bien. Pero, dicha lucha no debiese ser solo de los Jubilados, también de las MyM en activo, ya que en algún momento y de forma inevitable será su siguiente paso en la carrera magisterial y sus derechos están siendo coartados muchos años antes de llegar a esa maravillosa etapa. ¿Se sumarán a las movilizaciones MyM de los distintos niveles educativos? o el león magisterial seguirá dormido.

Como siempre se afirma, el que hace el candado … hace la llave.

 

 

(tawny_ng@yahoo.com.mx)

 

 

 

*IR


Tags